Afectados por las "preferentes vascas" de Fagor y Eroski rechazan acudir al Instituto Vasco de Consumo y apuestan por la vía judicial y el boicot activo al Grupo Mondragón

La información más completa sobre las aportaciones financieras subordinadas de Eroski y Fagor 


EIG. Redacción. Vitoria.
La asociación de afectados por las aportaciones financieras de Eroski y Fagor, Kaltetuak, ha rechazado este sábado la mediación del Instituto Vasco de Consumo - Kontsumobide- porque este organismo "no puede obligar a ninguna entidad a devolver el dinero de los afectados". Kaltetuak denuncia una "estafa masiva" a pequeños ahorradores con las aportaciones de Eroski y Fagor después de que entidades como Caja Laboral vendieran este producto como un depósito a plazo con reintegro garantizado cuando se trataba de preferentes de alto riesgo recomendadas para inversores expertos.

Alrededor de 150 personas que en su día compraron las llamadas 'preferentes vascas' como una forma de ahorro se han concentrado recientemente frente al edificio Buesa Arena, en Vitoria, para reclamar que el Grupo Mondragón les devuelva los 845 millones que aseguran que les ha robado con este producto. La protesta se ha celebrado coincidiendo con la asamblea general de Laboral Kutxa, la nueva entidad surgida de la fusión de Caja Laboral e Ipar Kutxa, y los manifestantes han gritado consignas como "Caja Laboral estafa popular", "somos ahorradores no inversores" o "no son gestores sino estafadores".
El presidente de Kaltetuak, Ricardo González de Durana, ha pedido al conjunto de la sociedad que les apoye y se sume al boicot activo que están haciendo al grupo Mondragón porque su dinero "también puede estar en peligro". Asimismo, se ha referido a la iniciativa que aprobó el pasado 28 de febrero el Parlamento Vasco en la que se instaba a Kontsumobide a intervenir de oficio en los conflictos surgidos entre las personas que han adquirido activos financieros de riesgo y los bancos y empresas que los han comercializado, y ha descartado esta vía.
González de Durana ha advertido de que el Instituto Vasco de Consumo no puede obligar a ninguna entidad a devolver el dinero reclamado. En todo caso, "podrá sancionar a las entidades si se demuestra que han cometido fraude", ha señalado. Por ello, ha emplazado a los afectados a que no acudan a Kontsumobide y a que hagan boicot activo al grupo Mondragón mientras acuden a la vía judicial. Ha explicado que hay 40.000 personas afectadas por las aportaciones financieras subordinadas de Eroski y Fagor, en su mayoría vascos, y ha considerado que el boicot puede "acelerar" la resolución del proceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...