Bildu impone la recogida de basuras "puerta a puerta" y enloda ética y estéticamente decenas de municipios de Guipúzcoa


"Estilo Bildu" (*)
(...) Comentan los expertos que el triunfo de Bildu en más de un centenar de ciudades y pueblos del País Vasco se irá reflejando, poco a poco, en las políticas indecentes que llevarán a cabo ayuntamientos como el de San Sebastián o instituciones como la Diputación Foral de Guipúzcoa.
Pero la coalición proetarra no vence en las urnas de repente, gracias a votos equivocados, espurios o puntuales, sino que, según las opiniones que recojo de personas que conocen de cerca lo que ocurre en las calles de Euskadi, su triunfo responde a que, realmente, uno de cada cinco vascos quiere que su pueblo, su comunidad y el territorio donde viven esté gobernado por quienes antes fueron los voceros políticos de los terroristas y hoy continúan sin condenar la actividad criminal de ETA.
Esta gran masa de la población vasca que desprecia a la autoridad democrática, que se apunta a todo tipo de posturas radicales, que abandera los mas absurdos irracionalismos científicos, que cree que la educación más elemental es algo indecente asociado a la burguesía y que, en demasiadas ocasiones, aunque no siempre, abandera una estética tan desganada como abandonada y sucia, da como resultado un ambiente social muy determinado, una atmósfera difícil de describir pero perfectamente identificable, que podemos denominar como "estilo Bildu".
Que nadie se llame a engaño. Una determinada moral barriobajera supura una marcada estética burda basada en el griterío como forma de comunicación verbal, en la zafiedad como método de convivencia en los espacios públicos, en la utilización bastarda del euskera como herramienta de autoidentificación ante la manada y en una sorpresiva mezcla de timidez, antipatía y prepotencia que convierte al territorio guipuzcoano, a su comercio, a su hostelería, a sus medios de transporte, a sus administraciones, a sus empresas y a sus grandes espacios de ocio, en uno de los mas antipáticos e incómodos de Europa.
Y es que el “bildutarrismo” dominante en Guipúzcoa es tan ignorante como egocéntrico, tan incongruentemente campechano como integrista, tan obscenamente transparente como fanático, tan falsamente asequible como cerrado, tan tolerante con un senegalés que chapurree vascuence como racista con un irunés que se exprese en español. Y es, sobre todo, una seña específica de identidad que revela a todos los demás quién tiene el sello del buen independentista, quién manda en este territorio y, sobre todo, quién va "ganando la guerra" contra la democracia y contra las libertades que ellos mismos comenzaron hace más de medio siglo, cuando la banda terrorista ETA asesinó a la niña Begoña Urroz Ibarrola, de 22 meses de edad, el 27 de julio de 1960.  (...)

(*) Artículo recogido del libro "Territorio Bildu", de Raúl González Zorrilla (Editorial Naves en Llamas, 2013)

1 comentario:

  1. Qué pesados sois con esa niña de 1960 que murió en un atentado reivindicado por el DRIL.

    "DIARIO VASCO", 10-2-1961, pág.1, noticia "Galvao reconoce haber tenido una participación directa en los actos terroristas de 1960, en Madrid, Barcelona y San Sebastián". Organización de Galvao: el DRIL. Día de 1960 con artefactos incendiarios en estaciones de tren de Madrid, Barcelona y San Sebastián: el 27 de junio.

    MEMORIA DE 1960, GOBIERNO CIVIL DE GUIPÚZCOA: "El 27 de junio explotaron en las estaciones de Ferrocarriles Vascongados y Norte [...] si bien es de lamentar como consecuencia de la primera explosión falleció una niña de corta edad. Este acto de terrorismo fue planeado y llevado a cabo por elementos del DRIL". Los Urroz suguen sin explicar por qué en los 90 se nos dijo que la familia había recibido versión oficial de la autoría de ETA de parte del gobernador civil. Porque ese dato falso era simplemente un engañabobos para dar consistencia a una historia falaz.

    Qué cansino...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...