El Gobierno de Íñigo Urkullu aviva la guerra contra el castellano y dilapida los recursos públicos apoyando minoritarias iniciativas culturales en euskera

Cristina Uriarte
Cristina Uriarte, consejera de Cultura, Educación y Política Lingüística del Ejecutivo de Íñigo Urkullu, se ha propuesto avivar la guerra nacionalista contra el español y ha decidido, según se pone de manifiesto en el proyecto de presupuestos para 2013, retirar la mayor parte de las subvenciones que reciben los sectores de la cultura en castellano, mientras que las aumenta ostensiblemente a quienes desarrollan su actividad en euskera.
El plan de presupuestos establece, por ejemplo, que la Asociación de Escritores de Euskadi-Euskadiko Idazleen Elkartea, que congrega a algunos de los autores vascos más importantes escriban en castellano o en euskera y residan en el País Vasco o fuera de la comunidad, perderá este año la subvención del Departamento de Cultura, Política Lingüística y Educación. Por el contrario, se mantiene la financiación de 66.000 euros a la plataforma de escritores en lengua vasca, Euskal Idazleen Elkartea (EIE).

Algo similar se observa en el sector de los productores vascos: la asociación EPE-APV pierde para este año los 40.000 euros que percibió el año pasado, mientras que la otra plataforma del gremio, IBAIA, verá aumentar sus fondos públicos desde los 60.000 hasta los 80.000 euros. También desaparecen las ayudas de 28.100 euros a la programación anual de la fundación en honor al poeta bilbaíno Blas de Otero y a la histórica Sociedad liberal El Sitio de Bilbao, que el año pasado recibió 29.000 euros. Lo mismo ocurre con la partida de 18.800 euros que se reservó a la Asociación Española de Críticos Literarios para organizar en Euskadi el acto de entrega de los Premios de la Crítica, que desaparece.
Frente a estos y otros recortes, sorprende el fuerte incremento de las ayudas económicas a los Editores en Lengua Vasca, próximos a Bildu, quienes verán aumentar la aportación del Gobierno vasco desde los 60.000 euros del año pasado a los 100.000 de este.
Según Gorka Maneiro, parlamentario vasco de UPyD, “las razones de estsa decisiones políticas, en la que vemos tintes de persecución hacia quienes desarrollan su actividad cultural en castellano, deben ser explicadas en sede parlamentaria y lo deberán hacer en el próximo pleno de control”.

La imposición del euskera a la sociedad vasca es la responsable del 20% de la deuda pública existente en Euskadi, que se ha multiplicado por nueve en los últimos cinco años

1 comentario:

  1. La presencia del castellano en Euskadi es milenaria. Se usaba antes allí que en Guadalajara o Toledo. Desde que no se usa el latín, el 95 % de toda la obra cultural vasca ha sido realizada en castellano. Ahora esta gentuza lo quieren convertir en un idioma extranjero y extraño a ser extirpado. Odían sus raices, odian su cultura, odian sus tradiciones todo para imponer como idioma único un euskera cada vez más artificial y alterado.
    No está mal recordar como el 23 de abril 1986 Joseba Alvarez en nombre de EHE durante unas jornadas defendió el monolingüismo y por tanto, implicitamente dejó claro que cuando mandaran robarían a los vascos sus raices culturales expresadas en castellano

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...