Los bonos islandeses comercializados por Kutxa como si fueran 100% garantizados “conllevan substanciales riesgos y son apropiados sólo para inversores con conocimiento y experiencia en temas financieros”

El escándalo de los bonos islandeses de Kutxa (y III)

El abogado Óscar Serrano ha realizado un amplio análisis y resumen de la importante sentencia emitida por el Juzgado de Primera Instancia Nº 13 de Barcelona en relación con los bonos preferentes del banco islandés Landsbankinn que, en España, fueron comercializados por diferentes entidades, entre ellas Kutxa, como si se tratara de depósitos 100% garantizados, arruinando de esta forma a centenares de consumidores.

En su estudio, Óscar Serrano revela cómo los peritos financieros que colaboraron con la el Juzgado de Barcelona, dentro de sus labores de investigación, descubrieron cómo el prospecto general de estos bonos ya dedicaba varias páginas a señalar y a describir las distintas categorías de riesgos específicos que se asociaban a los mismos.
Estos productos financieros, señalaba el folleto emisor, “conllevan substanciales riesgos y son apropiados sólo para inversores que tienen conocimiento y experiencia en temas financieros y de negocios que son necesarios para evaluar los riesgos de la inversión. Si toman la decisión de invertir, los potenciales compradores deben de asegurarse de que entienden la naturaleza del producto y del grado de exposición al riesgo y de que
consideran cuidadosamente, a la luz de sus propias circunstancias financieras, los aspectos financieros y los objetivos de la inversión. La inversión es sólo conveniente para inversores que tienen conocimientos y experiencia en aspectos financieros, así como conocimientos y recursos analíticos apropiados para analizar la información contenida en este folleto”.
Además, especifica el prospecto, los compradores de estos productos “deben ser capaces de soportar el riesgo económico de la inversión para un plazo indefinido y han de conocer que podría no ser posible transferir (vender) ésta durante un periodo largo de tiempo".
Asimismo, el “Prospectus” inicial indica que el potencial comprador debe tener en cuenta otros aspectos de riesgo. En este sentido, los peritos utilizados por la Justicia explican cómo el hecho de que la moneda de denominación sea el euro, es un riesgo adicional para el emisor y señalan que, según indican las normas generales de lanzamiento de estos productos, existen riesgos relacionados con el propio negocio de Landsbankinn. “Si los créditos de todo tipo concedidos por el banco en el mercado islandés presentasen problemas para su recuperación, la entidad se vería seriamente afectada en su situación de solvencia. Esto significaría que los tenedores de notas de capital subordinadas verían peligrar su inversión en caso de que se materialice este riesgo”. De hecho, el folleto también señala que el banco islandés está afectado por distintos riesgos de mercado. “Como la entidad financiera toma posiciones en distintos mercados financieros, la evolución de los tipos de cambio, los mercados bursátiles, los mercados de deuda y los mercados de ‘commodities’ podrían afectar negativamente a los resultados del banco y al valor de sus activos. Si esto ocurriese, los tenedores de bonos subordinados se verían negativamente afectados”.
“A corto plazo”, continúan explicando los peritos que colaboraron en la sentencia del Tribunal de Primera Instancia Nº 13 de Barcelona, “una subida del tipo de interés de la deuda, bien porque los bancos centrales modifiquen al alza los tipos o bien porque el riesgo de los bancos islandeses aumentase, sería muy perjudicial para los acreedores de los bancos islandeses, entre los que se encuentran los inversores afectados”.
Y más riesgos, y no menos graves. “Riesgo de indexación: este riesgo se deriva del efecto negativo que una variación en el tipo de interés no afecte por igual a las partidas del activo del banco que a las de pasivo. Riesgo bursátil, que es un aspecto particular de los riesgos de mercado señalados con anterioridad. Una caída en las cotizaciones bursátiles puede afectar negativamente la cartera de renta variable del banco y, consecuentemente, afectar a los activos del banco. Si esto ocurriese, los acreedores, entre los que se encuentran los inversores afectados, verían aumentado el riesgo de insolvencia de la entidad emisora del producto. Riesgo de liquidez, que se refiere a la posibilidad de que el banco no pueda mantener sus fuentes de financiación y, por lo tanto, afecte a los intereses de los inversores que hayan comprado productos emitidos por Landsbanki”. Se señala, por otro lado, que existe riesgo operacional sobre Landsbankinn, “entendiendo por tal el riesgo de fallos en los procesos (incluidos los asociados a los sistemas de información, así como fraudes y/o errores en los que incurren los empleados del banco, todos los cuales pueden ocasionar pérdidas a la entidad y afectar, por lo tanto, negativamente a los tenedores de productos financieros emitidos por Landsbankinn”.
“Estos riesgos enunciados en el folleto, además de ser abundantes, son de muy difícil comprensión y evaluación para inversores minoristas”, explican los peritos, según señala el abogado Óscar Serrano.

Leer la 1ª parte de este artículo

Leer la 2ª parte de este artículo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...