El diputado general de Guipúzcoa, Martin Garitano, se premia a sí mismo condecorando al periódico desde el que durante años amedrentó y amenazó a los ciudadanos vascos demócratas

Ensayo. Martin Garitano: el proetarra que pudo reinar

EIG. Redacción. San Sebastián.  En un acto que pasará a los anales de la ignominia política europea y que la Fiscalía habrá de recurrir cuanto antes, la Diputación Foral de Guipúzcoa premiará con dos placas de oro, uno de los reconocimentos más altos que concede este territorio, a los diarios "Egin" y "Euskaldunon Egunkaria", durante décadas voceros habituales de la banda terrorista ETA. 
Así lo ha anunciado en una rueda de prensa tan infame como surrealista el diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, que, con este galardón, además, se premia a sí mismo, ya que él, durante años, fue uno de los principales directivos del periódico "Egin", diario desde el que se dedicó a insultar, amenazar, amedrentar y extorsionar políticamente a los vascos no nacionalistas.
Por otro lado, la Diputación de Guipúzcoa otorgará la Medalla de Oro 2013 al escultor Néstor Basterretxea, próximo a la formación independentista Eusko Alkartasuna, integrada en la coalición Bildu.
A continuación, reproducimos íntegramente las palabras del filoetarra Martin Garitano, en las que éste se concede un premio a sí mismo y al medio que le parió como presunto periodista:


"Como ustedes saben, la medalla de oro de Gipuzkoa es la máxima distinción que otorga esta Diputación Foral. En los últimos años, ha sido concedida, con total merecimiento, al misionero Anjel Olaran, a las andereños pioneras del movimiento de las ikastolas, y a Mikel Laboa.

Este año, el Consejo de Gobierno Foral ha acordado conceder la medalla de oro de 2013 al artista Nestor Basterretxea.

Nacido en Bermeo en 1924, pero afincado desde joven en Gipuzkoa, es sin duda uno de los máximos exponentes del arte vasco del siglo XX. Desde sus inicios en la pintura en la década de 1940, hasta su obra escultórica, ha trabajado en muy diversos ámbitos, como son el cine, el diseño, la arquitectura y el urbanismo, la fotografía, y la escritura. Basterretxea muestra que es un artista integral, que trasciende los estrechos límites de las disciplinas artísticas.

De niño, conoció la guerra civil española y el consiguiente exilio. Tras escapar a Lapurdi, vivó primero en Francia, y después en Argentina.

De vuelta a casa, trabajó intensamente en colaboración con otros artistas, como Oteiza, Chillida, Mendiburu, Ruiz Balerdi, Zumeta y otros muchos.

Además de su profunda huella en el mundo del arte, Nestor Basterretxea ha sido siempre una persona comprometida con su pueblo, y ha participado en innumerables iniciativas sociales y culturales, como son la creación de la Filmoteca Vasca, sus labores como asesor artístico del primer Gobierno Vasco tras la guerra, su participación en la dirección del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, o en la remodelación de la sala de la Kutxa en la calle Andia...

Basterretxea tiene otra faceta, la de la acción humanitaria, que le ha llevado a la guerra de Bosnia o al Sahara.

Por todo ello, la sociedad guipuzcoana quiere mostrar su reconocimiento y gratitud a Nestor Basterretxea, mediante la concesión de la distinción de la medalla de oro de Gipuzkoa, por su compromiso y solidaridad, y por ayudar a difundir una imagen excelente de Gipuzkoa.

La Diputación Foral de Gipuzkoa quiere reivindicar públicamente el compromiso de Nestor Basterretxea en la divulgación y apoyo a los importantes valores que acabo de citar.

Por otro lado, el Consejo de Gobierno Foral ha acordado también la concesión de dos placas de oro de Gipuzkoa en 2013.

La primera será para el diario Egin.

Creado al calor del renacimiento post-franquista, vio la luz en 1977, junto al diario Deia, creado en Bizkaia, de la mano de algunos dirigentes nacionalistas recién salidos de la clandestinidad. Egin, por su parte, fue creado en Gipuzkoa, mediante modestas aportaciones de decenas de miles de ciudadanos anónimos. La orientación ideológica de Egin se situaba en la interpretación de la nación vasca desde una perspectiva de izquierdas, con un amplio espectro, por tanto.

Estuvo presente durante 21 años, en las movidas aguas de la política vasca, teniendo que hacer frente a tempestades, hasta que fuera víctima, ahora hace 15 años, en julio de 1998, de la agresión del gobierno derechista español.

El ataque contra Egin y Egin Irratia fue, a juicio de muchas mujeres y hombres de diferentes partidos y que siguen siendo hoy ejemplo de la sociedad vasca, una de las agresiones más brutales contra la libertad de expresión.

Por ello, la sociedad guipuzcoana quiere mostrar su reconocimiento y gratitud al diario Egin, mediante la concesión de la placa de oro de Gipuzkoa, reconocimiento al que se suma el Consejo de Gobierno Foral.

Por último, esta Diputación quiere honrar con idéntico reconocimiento de la placa de oro de Gipuzkoa a Euskaldunon Egunkaria.

Creado en diciembre de 1990, el icono del periodismo moderno y de calidad en euskera fue clausurado 10 años más tarde por la Guardia Civil.

Euskaldunon Egunkaria ejerció un periodismo basado en su independencia, de la que fueron garantes, por un lado, la pluralidad y diversidad del equipo promotor; y por otro, el punto de vista del trabajo en auzolan, a la hora de organizar las funciones de la red social diseminada y dispersa que puso en pie la infraestructura organizativa y económica del diario. En la historia de Euskal Herria del siglo XX, pocos fueron los proyectos capaces de unir a vascoparlantes de toda condición e ideología en un solo proyecto, tal y como ocurrió en la fundación de Euskaldunon Egunkaria.

Dicho todo lo cual, solo me resta anunciarles que el acto de entrega de las referidas distinciones se celebrará en este palacio de la Diputación Foral el próximo 12 de septiembre."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...