Paul Ríos, convertido en el correveidile de ETA, prepara el terreno para el desarme-farsa que los terroristas pretenden poner en marcha durante el próximo otoño



Paul Ríos
Paul Ríos, coordinador de la Red Ciudadana por el Acuerdo y la Consulta Lokarri y, por lo que se ve, correveidile de ETA, ha anunciado que la banda terrorista “acepta discutir sobre su desarme y desmantelamiento con los agentes políticos y sociales vascos implicados en el proceso de paz, en vez de hacerlo con el Gobierno de España”.
Ríos, que al parecer también habla en nombre de los ciudadanos vascos, ha explicado en una larga conversación mantenida con la Agencia EFE que “una parte importante de la sociedad vasca está dispuesta a tener una relación con ETA para poder hablar y diseñar el proceso de desarme y desmantelamiento". Y ha añadido que, a la vuelta del verano, se puedan producir "avances significativos" en el citado proceso de normalización política.
Con estas declaraciones, Paul Ríos prepara el terreno para la operación de desarme-farsa que, tal y como informamos en Euskadi Información Global hace unos días, la banda terrorista, con la colaboración directa de Lokarri y los “verificadores internacionales del proceso” preparan para el próximo otoño.
El plan de los criminales consiste en realizar públicamente algún acto simbólico de desarme que podría consistir en el sellado ante las cámaras de televisión y ante un grupo seleccionado de “verificadores” de algún zulo que la organización terrorista no utiliza ya o en la entrega pactada de una pequeña cantidad de armas inservibles para los asesinos pero muy vistosas para ser destruidas, por ejemplo, delante de los objetivos de la BBC.
Los terroristas, los mediadores y Lokarri, con el aval de los principales partidos nacionalistas vascos, pretenden que esta teatralización del desarme tenga un importante eco internacional que se vería amplificado con la puesta en marcha de una nueva conferencia internacional de paz, similar a la que pergeñaron en el donostiarra Palacio de Ayete en 2011, y cuya celebración, en principio, estaría prevista para el próximo mes de octubre en México.
Según ha podido saber Euskadi Información Global, este acto, que contaría con el impulso activo, entre otros, de los gobiernos de Venezuela, Uruguay, Ecuador y Argentina, sería también apoyado, y muy bien recibido, por una parte importante de la izquierda política mexicana, que aunque actualmente se encuentra alejada del poder, conserva una influencia muy destacada en el Distrito Federal y en las grandes aglomeraciones urbanas del país azteca.

2 comentarios:

  1. Si habla en nombre de ETA, ¿por qué no se le trata como a un miembro de ETA?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanma, le tratan igual que a un miembro de ETA. Es decir, nadie le hace nada.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...