El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, se enfrenta al progresismo zafio de Marcos de Quinto, presidente de Coca-Cola España

Marcos de Quinto,  presidente de Coca-Cola España
“He tomado una decisión personal, que es beber agua pura y cristalina en vez de Coca-Cola hasta que el horizonte se aclare un poco más, porque a mí me parece que el presidente de Coca-Cola en España ha cometido un error muy grande y que debería de rectificar”. Con estas palabras, dichas en una entrevista radiofónica, monseñor Munilla anunciaba que ha decidido sumarse al boicot anunciado contra Coca Cola España (#boicotcocacola) por los ataques que el presidente de esta compañía en España, Marcos de Quinto, ha dirigido contra los cristianos a través de Twitter.

Para el obispo de San Sebastián, "es una falta de respeto hacia unos ciudadanos que hacen una campaña, que llevan adelante una campaña en virtud de la libertad de expresión, que se están legítimamente quejando por la zafiedad y por la utilización de la mujer y por la falta de respeto a la dignidad de la mujer en un programa televisivo. Tienen derecho a quejarse de quien esté apoyando económicamente, de una u otra forma -que eso no les excusa-, ese programa televisivo”.
Sobre De Quinto afirmó que “creo que hay que tener capacidad de encaje. También un obispo, cuando le critican, tiene que tener capacidad de encaje. Y a un presidente de una compañía como Coca-Cola, bastante más todavía. Bastante más porque pueden ser consumidores de su producto todo tipo de personas. Y además, yo tengo el concepto de que la línea de esta empresa, en concreto, en su línea publicitaria, suele ser una línea bastante respetuosa con los valores familiares y sociales. Y esto encaja bastante poco con las declaraciones que ha hecho este presidente.” Munilla hizo gala de buen humor terminando con estas palabras: “Por lo tanto, permitidme ser beligerante, es que tengo una decisión personal: es que mi médico dice que el agua es muy buena”.
Todo empezó cuando Hazte Oir inició una alerta para pedir a los anunciantes de Telecinco que retiraran sus patrocinios del programa de telebasura “Campamento de Verano”. Muchas empresas accedieron, pero una de las que resistió fue Coca-Cola.
Preguntado por los motivos, Marcos de Quinto, presidente de Coca-Cola en España respondía con estas palabras:
"Dios nos libre de grupos como `Los Guardianes de la Fé´ que nos digan qué programa de TV ver, qué libro y diario leer, y a qué partido votar. Quizás la misión de Arsuaga - responsable de Hazte Oír - es salvar nuestras almas de la pérfida Telecinco y no tanto el ocuparse de nuestro cuerpo. Vale ya: dad vuestro perdón cristiano a Tele5 (que ya se disculpó) y dejad de amenazarles con los presupuestos de terceros". Y añadió: "Si para que no dejes de beber Coca-Cola el precio a pagar es que yo tenga que pensar como tú, prefiero que no la bebas. En serio (…) Mis disculpas si no haber cedido a vuestras pretensiones os ha disgustado. Un saludo muy cordial."
A partir de ahí, varios grupos han iniciado una campaña para promover un boicot a Coca-Cola hasta que su presidente en España rectifique y se disculpe por estas palabras.
Curiosamente, durante esta polémica, Marcos de Quinto firmó un acuerdo comercial de largo alcance con Mediaset, uno de los grandes grupos de comunicación españoles que surgió al amparo de las prebendas políticas y económicas concedidas por el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Las acciones de Coca-Cola caen en EEUU y el boicot crece en España y América Latina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...