Los afectados por las "preferentes vascas" de Eroski y Fagor se concentran en Garbera mientras el Grupo Mondragón continúa sin ofrecer soluciones al mayor escándalo económico que se ha producido en Euskadi en los últimos años

EIG. Redacción. San Sebastián.  Mientras el Grupo Mondragón continúa mareando la perdiz sin ofrecer ninguna solución viable al mayor escándalo económico que se ha producido en el País Vasco en las últimas décadas, varias decenas de afectados por las aportaciones subordinadas de Eroski y Fagor, convocados por la asociación Kaltetuak, se han concentrado en el centro comercial Garbera de San Sebastián para reclamar a estas cooperativas la devolución del dinero que invirtieron en este producto financiero, que ambas empresas utilizaron para financiar sus planes de expansión antes de la crisis.
Las aportaciones subordinadas de Eroski y Fagor, conocidas como las “preferentes vascas”, han perdido un 60% de su valor y, como en el caso de las acciones preferentes de los bancos, son deuda perpetua que, según señalan todos los afectados, aseguran fueron colocadas como una inversión segura.

Las aportaciones financieras subordinadas de Fagor y Eroski dejan en la ruina a miles de pequeños inversores del País Vasco. La información más completa sobre la operación financiera más caótica y ruinosa llevada a cabo en el País Vasco en la última década. Acceso íntegro al banco de noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...