(...) "Seguiremos luchando cada día para ver a este asesino de nuevo entre rejas para cumplir íntegramente su condena" (...)

Firma Invitada
365 días de humillante libertad
Ángeles Pedraza (*)
El asesino Bolinaga, de "potes" por Mondragón

Se cumple exactamente un año desde que el asesino Bolinaga salió de la cárcel. 365 días desde que la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) colocó un contador de la vergüenza en su página web para recordar, jornada a jornada, que ese terrorista estaba en la calle de manera injusta e incomprensible. Doce meses que sólo han servido para comprobar dos cosas: la humillación diaria que su libertad ha supuesto para las víctimas del terrorismo y que, confirmando nuestros pronósticos, nunca ha estado en fase terminal. Se le ha regalado un año de libertad a este asesino cuando él no mostró la más mínima compasión con sus víctimas.

Día a día, a través de comunicados, las redes sociales y los tribunales, la AVT ha trabajado para abrir los ojos de los que tomaron la injusta decisión y conseguir hacer Justicia. Y esto sólo se logrará si Bolinaga vuelve al lugar que tiene que estar: en la cárcel. Un lugar en el que puede recibir perfectamente el tratamiento de su enfermedad, algo que no sólo decimos nosotros, ya que lo dijo en su día la forense de la Audiencia Nacional, Carmen Baena, y lo ratificaron el pasado mes de junio desde el Colegio de Médicos.
Un año en el que hemos visto cómo por primera vez un preso era liberado pese al criterio en contra de la forense de la Audiencia; cómo era aclamado por los proetarras a su llegada; cómo paseaba sin problemas tomando vinos por los bares de Mondragón; cómo decía en una grabación que no estaba en absoluto arrepentido ni pedía perdón a sus víctimas; cómo pasaban los 11 meses que sirvieron para darle la libertad condicional; cómo el Colegio de Médicos informaba de que podría ser tratado en prisión; cómo se ha negado –sí, negado- a hacerse el examen médico tal y como ha solicitado un juez;…
Resulta aberrante que hayan pasado ya dos meses desde el mandamiento judicial y Bolinaga todavía no se haya hecho los análisis médicos. ¿Cualquier ciudadano podría negarse a acatar un mandamiento judicial sin ser detenido por desobediencia?
¿Y ahora qué? Seguiremos luchando cada día para ver a este asesino de nuevo entre rejas para cumplir íntegramente su condena. Es lo que merecen todas y cada una de las víctimas del terrorismo. Por eso es fundamental la fortaleza institucional a todos los niveles para que no haya nuevos “casos bolinaga”, que lo único que hacen es facilitar símbolos y héroes a los terroristas y sus amigos.
Para derrotar a ETA hace falta más que nunca que exista firmeza institucional que pasa necesariamente porque los terroristas cumplan íntegramente sus condenas y no se sirvan de subterfugios e interpretaciones torticeras de la Ley para salir antes de prisión. Para ello, un instrumento fundamental es la “doctrina Parot”. A la espera de lo que diga Estrasburgo, España tiene que mantenerse firme y no permitir que decenas de terroristas –la mayoría de ellos asesinos múltiples- queden en libertad de un día para otro sin cumplir lo que en su día dictaminó un tribunal.

(*) Ángeles Pedraza es la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...