Los 10.000 vascos poseedores de aportaciones subordinadas de Fagor habrán de recurrir a los tribunales para recuperar su inversión

Sergio Treviño, director general de Fagor
EIG. Redacción. San Sebastián. 
¿Qué va a ocurrir ahora con nuestro dinero? Esta es la pregunta fundamental que se realizan los algo más de 10.000 ciudadanos vascos poseedores de aportaciones financieras subordinadas de Fagor, tras la quiebra que el Grupo Mondragón ha provocado en la cooperativa de electrodomésticos dirigida por Sergio Treviño.
Hay que recordar que, a día de hoy, Fagor mantiene las emisiones de preferentes correspondientes a los años 2004 y 2006, que supusieron una entrada de capital para la cooperativa de 200 millones de euros.
Euskadi Información Global ha hablado con diversos especialistas y la respuesta a esta cuestión  es tan rotunda como negativa: los tenedores de este producto financiero de alto riesgo, que se contrataba a perpetuidad y sin posibilidad de recuperación, tendrán muy difícil el recobro de su dinero, teniendo en cuenta que al entrar Fagor Electrodomésticos en concurso de acreedores toda actividad de esta empresa queda paralizada, lo que incluye también el pago de los intereses que la compañía devengaba periódicamente a los suscriptores de sus preferentes.
Teniendo esto en cuesta, y si bien es cierto que las aportaciones financieras subordinadas de Fagor Electrodomésticos, al igual que las de Eroski, son un producto financiero perfectamente legal, no es menos cierto que, en la mayor parte de los casos, la comercialización de estas preferentes por algunas entidades financieras, y especialmente por Caja Laboral (también perteneciente al Grupo Mondragón), se ha realizado ocultando información a los compradores, ofreciendo a los consumidores un producto financiero de elevada complejidad y gran riesgo como si se tratara de un simple depósito a plazo y, en no pocas ocasiones, tal y como están probando algunas sentencias, engañando literalmente a los adquisidores sobre la inversión que estaban realizando.
Es en este punto donde los miles de ciudadanos vascos que poseen aportaciones financieras subordinadas de Fagor pueden actuar judicialmente, reclamando al banco o a la Caja que les ofreció este producto el importe completo invertido en el mismo, en el caso, sumamente habitual, de que la entidad financiera no hubiera explicado claramente las características de éste. Raúl Barambones, director del despacho de abogados alavés BK Consulting, que tiene actualmente varios procesos abiertos contra diversas entidades financieras por este motivo, explica que “la entrada de Fagor Electrodomésticos en concurso de acreedores no afecta en nada a nuestras demandas. Nosotros denunciamos a las entidades financieras que han comercializado las aportaciones subordinadas de Fagor en el caso de que consideremos que éstas no han ofrecido a nuestros clientes una información completa, pertinente y precisa sobre el producto. Son estas cajas y bancos los que tienen que hacerse responsables y devolver el dinero que nuestros clientes han invertido, en nuestra opinión, engañados. Nosotros no pleiteamos con Fagor o Eroski. Cierto es que la situación para el Grupo MCC se complica en el caso de Caja Laboral, ya que si, por ejemplo, ésta es obligada por una sentencia judicial a devolver el dinero invertido por nuestros clientes en aportaciones de Fagor, ¿a quién va a reclamar posteriormente Cala Laboral ese dinero, teniendo en cuenta la situación de la cooperativa del Grupo Mondragón? Pero ese no es un problema de los poseedores de las aportaciones”.
En opinión de Raúl Barambones ahora se abre una situación muy complicada para MCC, ya que, de una forma u otra, “las diversas empresas del Grupo Mondragón van a tener que actuar como responsables subsidiarios de la situación creada por Fagor Electrodomésticos, y esto va a provocar tensiones y situaciones que van a repercutir de una forma importante en la red cooperativa”.

Las aportaciones financieras subordinadas de Fagor y Eroski dejan en la ruina a miles de pequeños inversores del País Vasco. La información más completa sobre la operación financiera más caótica y ruinosa llevada a cabo en el País Vasco en la última década. Acceso íntegro al banco de noticias


1 comentario:

  1. En definitiva... Euzkadi es España, "igualiko" que Andalucía, la Cataluña y País Valenciá... TODOS viviendo en un régimen de reparto, donde el sector público amalgama con el privado auxiliados por el mismo Sistema Financiero. Rascas y rascas la dermis superficial y lo que se descubre, un cuerpo común: Ausencia de representación política y la no separación de poderes.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...