Los juzgados vascos tramitan ya más de medio millar de denuncias contra Caja Laboral por su comercialización fraudulenta de las “preferentes” de Eroski y Fagor

EIG. Redacción. San Sebastián. Según cálculos elaborados por Euskadi Información Global con datos procedentes de asociaciones de afectados y de los principales despachos de abogados que se están dedicando a representar a los afectados por la comercialización fraudulenta realizada por la banca de las aportaciones financieras de Eroski y Fagor, son ya más de medio millar las denuncias que se están tramitando en el País Vasco por esta cuestión.
La mayor parte de estas demandas se están dirigiendo contra Caja Laboral porque la entidad financiera del Grupo Mondragón se está negando rotundamente a llegar a acuerdos con ninguno de sus miles de clientes, generalmente de edad avanzada, a los que la caja vasca vendió, como si se tratara de un depósito a plazo, aportaciones subordinadas de Eroski y Fagor, un producto de alto riesgo, perpetuo y solamente indicado para expertos inversores.

De hecho, hasta el momento, Caja Laboral solamente ha devuelto su inversión a una familia de afectados de Vitoria. Otras entidades financieras que también comercializaron las “preferentes” de Eroski y Fagor, como el Banco Santander o el Banco Popular, entre otros, sí que están alcanzando compromisos de devolución con algunos de los clientes afectados por este producto tóxico.
Según han informado a Euskadi Información Global expertos conocedores de la situación, la negativa de Caja Laboral a negociar con sus miles de clientes afectados, a pesar del grave daño a su reputación que está situación está provocando en la entidad financiera, se basa en tres motivos.
En primer lugar, porque la caja de MCC, a pesar de contar con el mayor número de afectados, no es la que más volumen de aportaciones ha comercializado. Esto significa que los clientes de Caja Laboral han invertido, en general, en aportaciones de Eroski y Fagor, cantidades pocas veces superiores a los 18.000 euros, lo que hace que para estas personas, la reclamación por vía judicial, dado su coste, sea más complicada y, en ocasiones, no merezca la pena.
Por otro lado, el Grupo Mondragón está atravesando una situación económica crítica, que afecta especialmente a Fagor, pero que también se extiende al Grupo Eroski, y que, lógicamente, también se refleja en Caja Laboral.
Finalmente, la dirección del Grupo Mondragón quiere ganar tiempo a toda costa porque confía en que el paso de los meses provoque la desmovilización y el cansancio de los afectados, lo que facilitará, según los mismos directivos que diseñaron las aportaciones con el apoyo del Gobierno de Juan José Ibarretxe, que “las aguas de las protestas vuelvan a su cauce”.
Hasta el momento, las sentencias que se han dictado por esta cuestión, todas en ellas en Vizcaya y Álava, han dado la razón a los clientes afectados. Caja Laboral, por su parte, ha recurrido todas ellas.

Las aportaciones financieras subordinadas de Fagor y Eroski dejan en la ruina a miles de pequeños inversores del País Vasco. La información más completa sobre la operación financiera más caótica y ruinosa llevada a cabo en el País Vasco en la última década. Acceso íntegro al banco de noticias

1 comentario:

  1. Pues en cuanto presenten sus demandas todos los integrados en la asociación de afectados "KALTERTUAK" las estadísticas se van a disparar.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...