La Audiencia Nacional desprecia al Tribunal Supremo y se autoconcede la potestad de juzgar delitos de “justicia universal”

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha ordenado la busca y captura para su detención e ingreso en prisión incondicional de cinco exlíderes comunistas chinos, entre ellos el expresidente Jiang Zemin, por delitos de genocidio, torturas y lesa humanidad en relación a la represión en el Tíbet. Pero con esta decisión, el magistrado desoye y se sitúa por encima de una sentencia del Tribunal Supremo del 6 de octubre de 2011 que también hace referencia a la represión de China en el Tíbet, y que certificaba, por primera vez, la validez de la reforma legal de 2009, que prohíbe a la Audiencia Nacional investigar violaciones de derechos humanos y otros delitos de extrema gravedad que no tengan nada que ver con España o con los nacionales de este país.

En su auto, el juez Ismael Moreno señala que el expresidente Jiang Zemin “ejerció autoridad de supervisión sobre las personas que cometieron de forma directa los abusos propiamente dichos, lo que le hace responsable de actos de tortura y otros importantes abusos de derechos humanos perpetrados por sus subordinados contra la población tibetana". Pero el Tribunal Supremo ya explicó en su momento, en la citada sentencia, que “sin perjuicio de lo que pudieran disponer los tratados y convenios internacionales suscritos por España, para que puedan conocer los Tribunales españoles de los anteriores delitos deberá quedar acreditado que sus presuntos responsables se encuentran en España o que existen víctimas de nacionalidad española, o constatarse algún vínculo de conexión relevante con España y, en todo caso, que en otro país competente o en el seno de un Tribunal internacional no se ha iniciado procedimiento que suponga una investigación y una persecución efectiva, en su caso, de tales hechos punibles”.
Con esta sentencia, el Tribunal Supremo corregía un “concepto jurídico indeterminado” que, además, "tampoco respondía a las exigencias de la “justicia universal”, proclive "al enjuiciamiento por Tribunales de cuño internacional".




No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...