La Fundación para la Libertad denuncia en la ONU a los mediadores de la banda terrorista ETA

 
La Fundación para la Libertad ha remitido un documento a la Secretaría del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en el que afirma que los miembros de la Comisión Internacional de Verificación (CIV) persiguen "una 'mediación' totalmente dañina" porque pretenden "ocultar la verdadera realidad en torno al terrorismo" y "eximir a ETA de sus responsabilidades", además de "forzar" a la sociedad a una negociación.

La CIV, que se constituyó en septiembre de 2011 para verificar el alto el fuego permanente declarado por ETA en enero de ese año y la subsiguiente declaración de final definitivo de la violencia en octubre, participó el pasado febrero en la escenificación del desarme parcial de la banda terrorista.
Según la Fundación para la Libertad, que tiene estatus consultivo especial en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, los mediadores "se arrogan una facultad arbitral solo reconocida por la banda, sus adláteres políticos" y "el nacionalismo en su conjunto".
El documento remitido a la ONU indica que el objetivo de todos ellos es "dotar de legitimidad a un escenario negociador" que contemple "el pago de un precio político como coste de la 'resolución del conflicto'".
"Tales 'mediadores' han invocado siempre la existencia de una serie de pautas, de reglas universalmente aplicables a todo 'proceso de paz'", pero "han pasado por alto, deliberadamente, las realidades que hacen excepcional el terrorismo de ETA", ha señalado.
Esas especificidades son, según la fundación, que España es "una democracia consolidada"; que la respuesta de la sociedad al terrorismo "no ha sido nunca violenta", por lo que no se puede hablar de un "conflicto civil"; y que "la única violación sistemática de Derechos Humanos en España" es la que ha cometido ETA con su acción criminal.
Pero estos factores son "ignorados constantemente" por los miembros de la CIV, que "persiguen una 'mediación' totalmente dañiña para los intereses de la sociedad, a la que se desea forzar a una negociación con quienes violan sistemáticamente los Derechos Humanos", ha lamentado.
A su juicio, el diálogo que reivindican los mediadores "oculta la verdadera realidad en torno al terrorismo" y pretende "eximir a ETA de sus responsabilidades". En este sentido, ha advertido de que la facilitación de procesos que "abocan a la total o parcial impunidad de notorios violadores de Derechos Humanos no ha pacificado de forma auténtica ningún conflicto en ninguna parte del mundo".
Por eso, en los debates que se desarrollen en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la Fundación para la Libertad insistirá en la idea de que el final de ETA "solo puede ser uno", que es "la derrota de los terroristas y la victoria del Estado de Derecho", y en que "están de más todas las recetas" que proponen los mediadores para el País Vasco porque son remedios pensados para "lugares donde el Estado ha desaparecido".
También advertirá de que ETA pretende someter a la sociedad y al Estado a "un último chantaje" que consiste en "posponer su desaparición, condicionándola a la obtención de determinadas concesiones" que, si se produjeran, llevarían a los terroristas a "descubrir la rentabilidad de mantenerse en activo".
Así, la fundación explicará la importancia de exigir el respeto al ordenamiento jurídico en la derrota del terrorismo, de manera que "la democracia quede fortalecida y no en entredicho" ante la "propaganda" de la banda y sus aliados, y de que no haya "impunidad" para los criminales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...