Es la Dirección de Víctimas del Gobierno vasco, pero se reúne con los familiares de los presos de ETA

Monika Hernando
La Dirección de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno vasco, en manos de Monika Henando, ha mantenido una reunión con la familia del preso de ETA Ibon Iparragirre, que padece una enfermedad grave, a instancia de los propios familiares. Además, por "motivos humanitarios", la Dirección de Víctimas, que depende directamente del "secretario general de paz y convivencia", Jonan Fernández, ha contactado con el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria para interesarse por la situación del recluso.

El encuentro con la familia de Iparragirre ha sido confirmado por el lehendakari, Iñigo Urkullu, en una respuesta por escrito a una pregunta parlamentaria del PP, recogida por Europa Press.
Iparragirre, portador del VIH, accedió al régimen de prisión atenuada en octubre de 2011, debido a la gravedad de su enfermedad. No obstante, el 7 de marzo de 2014 fue detenido y encarcelado nuevamente, después de que el Tribunal Supremo confirmara una pena de 299 años de cárcel, que le había sido impuesta por la colocación de un coche bomba junto a una comisaría de la Ertzaintza en 2008.
El lehendakari explica, en su escrito, que la Dirección de Victimas y Derechos Humanos se reunió con los allegados de este preso a petición de la propia familia de Iparragirre. En el encuentro, que no se fecha en la respuesta, los familiares del recluso expusieron su "preocupación" por el estado de salud de Iparragirre, dado que éste padece una enfermedad "grave e irreversible", según explica Urkullu.
Además, la Dirección del Gobierno autonómico, "por razones humanitarias", estableció contacto con el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria para "conocer la evolución de la situación" de Iparragirre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...