La pobreza amenaza a 64.000 niños vascos mientras el Gobierno de Íñigo Urkullu derrocha 400 millones anuales imponiendo el uso del euskera a los ciudadanos

EIG. Redacción. Vitoria.
Un total de 64.000 menores vascos, el 22,3% del total, está en riesgo de pobreza o ausencia de bienestar. Así lo señala un informe del Consejo Económico y Social (CES) que llama la atención sobre el empeoramiento de las condiciones de vida de la población joven de Euskadi y que hace hincapié en que seis de cada 10 personas afectadas por la pobreza en la CAV son menores de 35 años. Además, y según añade el órgano consultivo, esta proporción es difícilmente cuantificable, ya que muchos jóvenes adultos continúan viviendo en el hogar de sus padres. 

El CES, un órgano consultivo del Gobierno en el que participan, entre otras, organizaciones empresariales y sindicales, también alerta sobre el hecho de que nueve de cada 10 casos de pobreza real se vivan en Euskadi en hogares encabezados por una persona sin estudios cualificados. Por ello, el organismo insiste en “la necesidad de invertir en las personas y en su educación, mejorar las políticas de empleo e incrementar la eficiencia de los sistemas de protección social, como medios para hacer frente a la crisis y aumentar los niveles de bienestar en nuestra sociedad”.
Esta necesidad de “invertir en las personas y en su educación” parece que ha sido entendida por el Gobierno vasco, en manos del PNV, de una forma un tanto peculiar, ya que, según ha anunciado recientemente el Ejecutivo presidido por Íñigo Urkullu, durante 2014, la  Administración autonómica gastará cerca de 400 millones de euros en un extenso ramillete de iniciativas dirigidas a difundir, implantar e imponer el aprendizaje del euskera entre los ciudadanos vascos. Esta cifra, que se suma a los más de 6.000 millones de euros que las instituciones vascas han dilapidado en las dos últimas décadas con el mismo fin,  se recoge en un proyecto recientemente aprobado bajo el pomposo título de Agenda Estratégica del Euskera 2013-2016.
Unicef precisa que si todas las familias con hijos menores de 18 años a su cargo recibieran una ayuda anual de 1.500 euros por niño, la pobreza infantil se reduciría drásticamente. Con estos datos, una simple división revela cómo los 400 millones de euros que el Gobierno del PNV derrocha tratando de imponer el uso del euskera al 81% de los ciudadanos vascos que tienen como lengua materna el español darían para sacar de la pobreza y de la exclusión social a un total de 266.666 niños de Euskadi.    
Un dato más. Hace apenas unos días, el viceconsejero de Política Lingüística del Gobierno vasco, Patxi Baztarrika, y el presidente del “Organismo Público de la Lengua Vasca de Iparralde” (organismo también público) han firmado un acuerdo para extender la enseñanza y el uso del euskera en… Francia. A este proyecto se han destinado 1.600.000 euros de los recursos públicos que, destinados a ayudar a la infancia más desfavorecida, hubieran permitido sacar de la miseria a 1.066 jóvenes vascos menores de 18 años.

1 comentario:

  1. ¿Como se atreven? El euskera es sagrado y punto. Si hay que elegir entre comer o euskera la elección es clara: Euskera. (entiéndase el sarcasmo)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...