COVITE pide urgentemente ayuda económica a sus socios

La crisis económica, la reducción de las subvenciones, la necesidad de ampliar los frentes de intervención y la progresiva desmovilización de los ciudadanos han puesto las cuentas del Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (COVITE) contras las cuerdas. Tanto es así que la propia presidenta de la organización, Consuelo Ordóñez, se ha dirigido por carta a los socios de la más activa y efectiva agrupación de afectados por la violencia terrorista que hay en España, para pedirles un esfuerzo más.

“Me encantaría no tener que escribir esta carta”, dice Ordóñez al comienzo de su misiva. “Significaría que la banda terrorista que ha sembrado el miedo y ha extendido la violencia en este país, ya no existe; significaría que los tribunales considera sus delitos como lo que son, crímenes de lesa humanidad, y que tratan a sus miembros como los criminales que han demostrado ser; significaría que su brazo político condena el terrorismo que durante décadas amparó y hasta impulsó; significaría que la memoria de las víctimas se preserva, especialmente allí donde fueron asesinadas; significaría que las nuevas generaciones conocen la historia de terror que ha asolado nuestra democracia dejando un saldo de más de 800 muertos”.
“La realidad, sin embargo, es bien distinta. Ninguna de las circunstancias que acabo de mencionar es cierta. Pero COVITE trabaja incansablemente para que sí lo sean. Nuestra labor es ahora más necesaria que nunca. Somos el último dique moral que defiende a una sociedad que no puede vivir como si nada de lo que hemos vivido hubiera ocurrido”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...